La Música Española entre 1890 y 1950 (II)

Una introducción a la música de Albéniz, Granados, Falla, Rodrigo...

En el post de la semana pasada, empezábamos en MirloStudio un viaje musical por España. Sobre Albéniz y sus Suites (Española e Iberia), haremos un evento privado este domingo 25 de abril a las 6 de la tarde. Te puedes apuntar aquí…

Granados: el Romanticismo mezclado con Flamenco

El compositor Enrique Granados, al igual que Albéniz, nació en Cataluña, aunque pronto se fue de viaje por toda España debido a que era él también un pianista excepcional. Si Albéniz creó un lenguaje sonoro a partir de la mezcla entre la “tradición clásica” y la música popular, en el caso de Granados fue todavía más extremo. Granados era considerado como el mayor exponente pianístico del Romanticismo en España (le llamaban “el Chopin español”), y sus giras por España le llevaron, como a Albéniz, a conocer el Flamenco. Pese a sus inicios más románticos (como sus Valses Poéticos), Granados hizo un giro drástico hacia la música popular, tratando de incorporarla de una manera muy personalista en su espíritu romántico. Recomiendo escuchar sus fantásticas Goyescas, inspiradas en cuadros de Goya, y en las cuales se puede apreciar esta mezcla tan particular pero no menos genial.

Falla y Turina: la influencia parisina

Como ya hemos visto, tanto Albéniz como Granados descubrieron el Flamenco y la música popular de los diferentes rincones de España a través de sus giras siendo adolescentes y adultos. Sin embargo, no fue hasta la llegada de dos compositores andaluces como Manuel de Falla y Joaquín Turina que el Flamenco realmente se asentó en la música clásica. Ambos compositores, que habían bebido el Flamenco más puro y tradicional en su infancia (habían nacido en Cádiz y Sevilla respectivamente) estudiaron en París tras su formación musical en España, y ahí conocieron de primera mano la música de compositores “impresionistas” y “modernistas” como Debussy y Ravel. La influencia de las corrientes musicales francesas de principios del siglo XX es claramente visible en las obras de estos dos compositores, pese a que el fuego y la pasión del Flamenco seguía estando muy presente. Las obras que especialmente recomiendo de estos dos compositores que reflejan esta tendencia son El Amor Brujo y las Siete Canciones Populares de Manuel de Falla; y, por parte de Joaquín Turina las Cinco Danzas Gitanas y su genial Oración del Torero.

En próximos posts, podcasts, y vídeos, seguiremos hablando sobre la música de Manuel de Falla, y descubriendo la música de otros compositores como Joaquín Rodrigo, y Xavier Montsalvatge

¡Suscríbete ahora!

P.S.: Si no lo has hecho todavía, recuerda que puedes apuntarte al evento online “Isaac Albéniz: Tradición, Flamenco y Danza”, previsto para este domingo 25 de abril a las 6 de la tarde. ¡Aún nos quedan plazas!